Cáncer de colon: estrategias no invasivas de detección

Cáncer de colon: estrategias no invasivas de detección

De acuerdo a las estadísticas del Índice de Mortalidad y Prevalencia del cáncer de Globocan, en Chile el cáncer de colon es el tercero de mayor prevalencia, luego del de próstata y mama, superando al de estómago. Si bien este cáncer tiene baja mortalidad, mecanismos menos invasivos que la colonoscopía, ayudarían a mejorar su detección temprana y tratamiento oportuno. Actualmente, la canasta Garantías Explícitas en Salud (GES) de cáncer de colon y recto solo cubre tratamiento, no detección ni prevención.

Por Andrea Riquelme, periodista Revista In Vitro

El cáncer de colon, una enfermedad que según el Índice de Mortalidad y Prevalencia del cáncer en Chile de Globocan, se ubica en tercer lugar, tras el de próstata y el de mama, y antes del gástrico. La Sociedad Chilena de Gastroenterología (SChGE) y su filial Agrupación Chilena de Endoscopía Digestiva (ACHED) sugieren actualizar las Guías Clínicas GES para cáncer de colon y recto, de modo de incorporar estrategias con foco en la prevención como son test inmunológico en deposiciones y colonoscopía en población de riesgo.

Enfermedades del intestino

Según el Dr. Cristián Montenegro, presidente de la ACHED, esta población más expuesta se asocia a antecedentes familiares de cáncer de colon y pacientes en tratamiento de colitis ulcerosa y enfermedades inflamatorias del intestino (EII).  Explica que “la mortalidad del cáncer de colon es más baja que el gástrico y tiene muchas opciones de tratamiento, ya sea en la etapa de detección precoz como en estado avanzado, alcanzando incluso una sobrevida a 5 años del 40% en etapa 4, la más avanzada del cáncer”.

El profesional señala que existen estudios que indican que regiones como Maule y Magallanes tienen una mayor incidencia de este cáncer y se asocia al consumo de carnes rojas y procesadas, así como al tabaquismo. Asimismo, también existe un factor genético y en ese caso si hay antecedentes familiares de cáncer de colon, esa población debe estar más sensible a chequeos tempranos para la detección de pólipos, que son lesiones precursoras de cáncer. Si hay antecedente familiar, la colonoscopía debiera adelantarse 10 años a la edad en que debutó el familiar.

La recomendación internacional es que toda persona debiera hacerse una colonoscopía de pesquisa de cáncer de colon a los 50 años. Ahora bien, hoy existen estrategias menos invasivas como el test hemorrágico oculto en deposiciones inmunológica –sencillo de realizar, confiable y menos costoso que una colonoscopía-, siendo una acertada opción para realizar un seguimiento anual y recurrir solo a una colonoscopía en caso de que estas pruebas detecten alguna anomalía.

“La colonoscopía bien realizada, con colon muy limpio y sin antecedentes, puede hacerse cada 10 años, por lo que no debiera ser muy frecuente”, concluye el especialista.

De la redacción del equipo editorial de revistainvitro.cl