El Síndrome Metabólico: uno de los principales problemas de Salud Pública del siglo XXI

El Síndrome Metabólico: uno de los principales problemas de Salud Pública del siglo XXI
  • Considerando estudios en los que se describe que la población hispanoamericana tiene una mayor prevalencia de síndrome metabólico (SMet), países como Chile aún no avanzan con celeridad en el diagnóstico de éste, traduciéndose a posteriori en un incremento de riesgo de enfermedades como Hipertensión Arterial, Diabetes Mellitus 2 (DM2), Hígado Graso o Infarto al Miocardio. El SMet se está convirtiendo en uno de los principales problemas de salud pública del siglo XXI.

Por Andrea Riquelme, periodista Revista In Vitro

El SMet corresponde a un conjunto de trastornos que elevan el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular (ECV) y DM2. Para su diagnóstico se incluye la elevación de cifras de presión arterial, hiperglicemia, obesidad de distribución central y alteraciones en el perfil lipídico. Su pesquisa temprana puede mejorar la calidad de vida de los pacientes e incluso la sobrevida de quienes lo padecen.

Dr. Esteban Muñoz Sáez: Encuesta Nacional de Salud del MINSAL 2016-2017, un 39,98% de la población chilena padecía sobrepeso y un 33,2% obesidad.

El Dr. Esteban Muñoz Sáez, médico internista de la Clínica INDISA y miembro de la Agrupación de Médicos de Clínica Indisa (AMCI), señala que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud del MINSAL 2016-2017, un 39,98% de la población chilena padecía sobrepeso y un 33,2% obesidad propiamente tal, cifras que indudablemente pueden haber incrementado con la pandemia en asociación con el sedentarismo y malos hábitos alimenticios. “En Estados Unidos el año 2016 se publicó que el diagnóstico de SMet alcanzó una prevalencia 34,7% de la población, observándose que el subgrupo de habitantes hispanoamericanos el rango oscila de un 32,9 a 40%. Bajo una definición específica (ATP III), los habitantes de Santiago de Chile entre 25 y 64 años tienen una prevalencia del 21% a desarrollar SMet”.

En opinión del especialista, estos datos son interesantes a considerar para poner mayor énfasis en la detección y manejo precoz del SMet. La morbilidad y mortalidad prematura asociadas a diabetes y accidentes cerebrovasculares conllevan un gasto no menor en Salud Pública y que evidentemente pega más fuerte en un país en vías de desarrollo como el nuestro.

El también denominado síndrome cardio metabólico constituye un terreno común para diversas especialidades como son los médicos internistas, cardiólogos, diabetólogos o nutriólogos, los que podrían desplegar una estrategia transversal e interdisciplinaria para abordar este problema país.

“El diagnóstico no es dificultoso ya que existen, según la guía que se utilice, indicadores que, al presentarse más de 3, certifican este cuadro: obesidad abdominal (definida por su diámetro), triglicéridos elevados, aumento de la glicemia, disminución de HDL y elevación de la presión arterial“, precisó el doctor Muñoz Sáez. Añadió que, a su parecer, es importante que los médicos busquen dirigidamente el diagnóstico y deriven oportunamente, ya que los pacientes habitualmente no presentan síntomas y los resultados tras su manejo pueden ser rápidos y efectivos.

Por su parte, los pacientes con antecedentes familiares con patologías asociadas al SMet, o aquellos que suspendieron sus controles médicos durante la pandemia u observan haber ganado peso, se les invita a que se acerquen a su centro de salud de preferencia y reactiven su control preventivo.

 

De la redacción del equipo editorial de revistainvitro.cl