Impacto del Covid-19 en síntomas no motores del Parkinson

Impacto del Covid-19 en síntomas no motores del Parkinson
  • La Dra. Claudia Lazcano, neuróloga especialista en Trastornos del Movimiento de la clínica INDISA y parte del equipo de investigación del Centro de Excelencia – Parkinson’s Foundation, King’s College Hospital de Reino Unido, recientemente ha publicado su estudio en la revista International Review Of Neurobiology.

Por Andrea Riquelme, periodista Revista In Vitro

Un estudio realizado por la neuróloga Dra. Claudia Lazcano detecta un aumento en los síntomas de depresión, ansiedad y delirium, en pacientes con la Enfermedad de Parkinson afectados por el virus Covid-19. La investigación fue publicada en la revista International Review Of Neurobiology.

La Enfermedad de Parkinson tiene una prevalencia en el mundo que bordea el 1 al 4% de la población mundial mayor de 65 años, aumentado progresivamente a mayor edad (hasta 4% en mayores de 80 años), siendo más frecuente en el sexo masculino. En Chile, su incidencia es similar a la población mundial, sin embargo, durante los últimos 20 años ha aumentado significativamente, pudiendo ser una explicación a este fenómeno que Chile se encuentra dentro de los países más longevos de Latinoamérica y que el número de habitantes en Chile también se ha incrementado.

Dra. Claudia Lazcano: La neuróloga destaca la manifestación del síndrome confusional o delirium, una de las complicaciones más frecuentes en pacientes con Enfermedad de Parkinson y Covid-19, comparado con pacientes no infectados por el virus.

La neuróloga Dra. Claudia Lazcano Ocampo, del Servicio de Neurología de Clínica INDISA y miembro de la Agrupación de Médicos de la misma clínica (AMCI), es especialista en Trastornos del Movimiento y también se desempeña en el Centro de Excelencia – Parkinson’s Foundation, King’s College Hospital de Reino Unido, siendo parte de esta investigación que busca identificar los síntomas no motores afectados por la infección por Covid-19 en pacientes con Enfermedad de Parkinson.

“El propósito de este estudio fue realizar una revisión de la evidencia disponible acerca del impacto de Covid-19 en los síntomas no motores de la Enfermedad de Parkinson, ya sea en la fase aguda o crónica de la infección, con especial énfasis en la esfera neuropsiquiátrica, donde síntomas como depresión y ansiedad empeoraron significativamente en los pacientes infectados por el virus”, precisa.

La neuróloga también destaca la manifestación del síndrome confusional o delirium, una de las complicaciones más frecuentes en pacientes con Enfermedad de Parkinson y Covid-19, comparado con pacientes no infectados por el virus.

En el espectro cognitivo, se observó un declive en la cognición, afectando principalmente la capacidad de atención, y que esta disfunción podría permanecer en el tiempo, aspecto que recomienda abordar en futuros estudios y seguimiento de los pacientes. “Otros síntomas como fatiga, dolor, hipotensión ortostática y síntomas gastrointestinales, también se han visto exacerbados por la infección. La disminución del olfato o hiposmia, un síntoma descrito ampliamente en la Enfermedad de Parkinson y Covid-19, sin embargo, no se ha demostrado que la aparición de este síntoma durante la infección sea un factor de riesgo para desarrollar parkinsonismo en el futuro”, añade la especialista.

Tras el estudio, señala que el pronóstico en los pacientes con Enfermedad de Parkinson que superaron la enfermedad es similar a los pacientes que no tuvieron Covid-19, sin embargo, la infección por sí misma puede dejar secuelas por ejemplo respiratorias, que no estarían relacionadas a la patología neurológica.

En cuanto a los desafíos que abre los resultados del estudio en el cuerpo médico, la especialista sostiene que “muchas veces, cuando examinamos pacientes con Enfermedad de Parkinson, instintivamente tendemos a preocuparnos por sus síntomas motores (caídas, temblor, fluctuaciones motoras, etc.), no obstante, con el mismo cuidado debemos indagar sobre sus síntomas no motores, dado al gran impacto negativo que producen sobre la calidad de vida, tanto de los pacientes y como de sus cuidadores. Asimismo, es importante considerar un manejo multidisciplinario de las manifestaciones motoras como no motoras, con apoyo de distintos equipos como fonoaudiología, kinesiología y terapia ocupacional, logrando con este enfoque global un manejo integral que permita a los pacientes tener su funcionalidad e independencia preservada el mayor tiempo posible”, concluye la Dra. Claudia Lazcano.

De la redacción del equipo editorial de revistainvitro.cl