Vacuna Cuadrivalente aumenta eficacia contra influenza en Chile

Vacuna Cuadrivalente aumenta eficacia contra influenza en Chile

Campaña de vacunación está orientada a grupos de riesgo. Expertos recomiendan ampliarla a adultos sanos. La nueva vacuna cuadrivalente brinda una mayor protección contra los virus tipo B.

Por Myriam Fernández

Entre 3 a 5 millones de personas desarrollan complicaciones de gravedad por influenza en el mundo. Una enfermedad provocada por un virus sumamente variable, que cambia constantemente y que es capaz de evadir el sistema inmunológico del organismo y causar una infección. La forma más eficaz de prevenir la enfermedad y sus consecuencias graves es la vacunación.

En Chile cada año se realiza una campaña de vacunación con vacunas gratuitas para grupos de riesgo, embarazadas, tercera edad, niños y enfermos crónicos. En 2016, la campaña de vacunación solo alcanzó una cobertura del 53,8%, la más baja de los últimos años y muy por debajo del 70% proyectado por el Ministerio de Salud.

Atendiendo a la naturaleza cambiante de los virus de la gripe, el Sistema Mundial OMS de Vigilancia y Respuesta a la Gripe (GISRS) realiza un seguimiento constante de los virus gripales circulantes en el ser humano y actualiza la composición de las vacunas antigripales dos veces al año.

Hasta el año pasado solo contábamos con vacunas con tres cepas, más la circulación de una cuarta cepa que afectaba la salud de las personas. A contar de este año está disponible en Chile la vacuna cuadrivalente inactivada, que brinda una amplia protección contra la influenza estacional.

La nueva vacuna cuadrivalente antiinfluenza de Sanofi Pasteur protege contra dos cepas tipo A (H1N1) y H2N3) y dos cepas tipo B (Yamagata y Victoria).

Tipos de gripe

La gripe es una infección viral que afecta principalmente a la nariz, la garganta, los bronquios y ocasionalmente los pulmones. La infección dura generalmente una semana y se caracteriza por la aparición súbita de fiebre alta, dolores musculares, cefalea y malestar general importante, tos seca, dolor de garganta y rinitis.

Hay tres tipos de gripe estacional: A, B y C. Los virus tipo A se clasifican en dos subtipos en función de las diversas combinaciones de dos proteínas de la superficie del virus (H y N). Entre los muchos subtipos del tipo A están circulando hoy en el ser humano los virus de los subtipos A (H1N1) y A (H3N2). Hasta ahora todas las pandemias conocidas han sido causadas por virus de la gripe de tipo A.

Los virus A y B circulantes pueden causar brotes y epidemias. Por eso en las vacunas contra la gripe estacional se incluyen las cepas de virus A y B. Las vacunas antigripales trivalentes incluyen dos cepas A y una cepa B y las vacunas cuadrivalentes contienen una segunda cepa B, por lo tanto brindan mayor protección.

Los virus de tipo C son detectados con menos frecuencia y suelen producir infecciones leves, ocasionando un impacto menor en la salud pública.

El virus se transmite fácilmente de una persona a otra a través de gotitas respiratorias dispersadas con la tos o los estornudos. La gripe se propaga rápidamente en forma de epidemias estacionales. La mayoría de los afectados se recupera en una o dos semanas sin necesidad de recibir tratamiento médico. Sin embargo, en niños pequeños, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas la infección puede derivar en graves complicaciones, neumonías y hasta causar la muerte.

Prevención

Para prevenir el contagio es necesario vacunarse todos los años y si bien la mejor época para recibir la vacuna es a comienzos de otoño, la vacunación también es beneficiosa aún avanzado el invierno, dado que entre junio y septiembre ocurre la mayor actividad de circulación del virus en el hemisferio sur.

La protección inmunitaria adquirida con la vacuna de la temporada anterior disminuye con el tiempo y los virus de la gripe están en constante cambio.

Según la pediatra brasileña, directora médica para influenza Sanofi Pasteur para América Latina, Lucía Bricks, es “importante destacar que este virus circula anualmente en el mundo entero, muta frecuentemente provocando infecciones respiratorias con diversos niveles de gravedad en todos los rangos etarios. A esto se suma que sólo entre el 5% y el 10% de los casos se detectan en el 20% de los adultos y el 30% en los niños”.

Las vacunas cuadrivalentes proporcionan “una mayor protección contra los virus B de la influenza, que puedan estar circulando estacionalmente y que no coincidan exactamente con la cepa predominantes del virus B contenida en las vacunas trivalentes”, agrega la especialista.

Campaña

En 2016, sesenta y cinco personas murieron en Chile por influenza a pesar de existir una vacuna gratuita. Anualmente ocurren entre 4.000 y 6.500 hospitalizaciones asociadas a la influenza a nivel nacional, con un mayor riesgo en las personas de 65 años y más y los menores de 5 años.

La campaña de vacunación se inició el 14 de marzo y se prolonga aproximadamente por dos meses. Está orientada a las embarazadas (a partir de la 13 semana de gestación), niños desde los 6 meses hasta los 5 años 11 meses 29 días, personas de 65 años y más, trabajadores avícolas y de criaderos de cerdos, trabajadores del sector salud y pacientes crónicos entre 6 y 64 años portadores de diabetes, enfermedades pulmonares crónicas, cardiopatías, obesidad mórbida, insuficiencia renal, hipertensión arterial (en tratamiento farmacológico), insuficiencia hepática crónica, enfermedades autoinmunes (lupus, escleroderma, artritis reumatoidea, enfermedad de Crohn, entre otras), cáncer (en tratamiento o medidas paliativas), infección por VIH, inmunodeficiencias (congénitas o adquiridas) y enfermedades neuromusculares congénitas o adquiridas, que determinan trastornos de la deglución o del manejo de secreciones respiratorias.

Según resultados preliminares de un estudio en fase de publicación, realizado en 2016 y liderado por la Sociedad Chilena de Medicina Crítica y de Urgencias (Red Intensiva) sobre el comportamiento del virus de influenza H1N1 en once países latinoamericanos, entre ellos Chile, reportó casos de neumonía atendidos en Unidades de Cuidados Intensivos después del plan de vacunación iniciado junto al primer brote en 2009.

Expertos nacionales han registrado en cada invierno casos graves de falla respiratoria secundaria e incluso muertes en adultos de mediana edad, personas obesas y embarazadas, cuestionando a las autoridades acerca de una urgente alerta sanitaria. El Dr. Sebastián Ugarte, miembro de la Red Intensiva y de su Comisión Científica, expresó su preocupación frente a la falta de información en la población chilena, especialmente en la que no está cubierta por la vacuna.

“Si bien comprendemos que no es preciso sobreaalarmar a la sociedad, tampoco es responsable ignorar una situación a todas luces preocupante. Cada año hemos tenido casos graves y muertes de personas adultas y que podrían haber tenido mejores oportunidades si se hubieran vacunado”, explica el especialista.

Aunque la gran mayoría de quienes se enferman experimenta síntomas de gripe intensa y recibe tratamiento ambulatorio, existen personas jóvenes que tienen complicaciones serias, que permanecen un largo tiempo en la UCI con asistencia respiratoria y cardíaca, y que eventualmente pueden morir.

El estudio realizado por la Red de Investigaciones Latinoamericana en Medicina Crítica registró un total de 138 casos confirmados y reportados voluntariamente por 37 instituciones de salud de 11 países de Latinoamérica. Del total de casos, 87% presentó falla ventilatoria, 79% requirió ventilación invasiva (intubación) y permanencia en el servicio de cuidado intensivo durante aproximadamente 15 días, 28% falleció y 4% presentó shock y sepsis. Los casos promediaron la edad de 51 años, siendo un 66% varones y 34% mujeres. En Chile fueron reportados 47 casos, tres fallecieron.

Los indicadores se observaron en países como México, Panamá, Costa Rica, Venezuela, Argentina, Uruguay, Perú y Chile, entre otros. En el invierno del hemisferio norte ya hubo muchos casos de neumonía viral por influenza que colapsaron los servicios de urgencia y constataron índices de mortalidad. Situación que anticiparía un invierno difícil en nuestro país.

Categorías: Reportajes